7. Formación del Voluntariado

El programa de formación del voluntariado de ALCE se dirige a personas mayores de 18 años con un perfil determinado, orientado hacia una fuerte carga de humanismo y responsabilidad social.

A partir de su inscripción, el voluntario/a se compromete a cumplir las normas establecidas en este proyecto para un buen funcionamiento, control y evaluación de todas las actividades planteadas, o sea, se compromete a realizar el curso de formación y la entrevista posterior de selección.

El voluntario/a se constituye igualmente como un voluntario/a de salud. A través de la formación, el equipo de voluntarios/as adquirirá nuevos conocimientos.

Dos son las fases por las que pasará el voluntario una vez decida colaborar con la asociación:

  • Formación en los contenidos y los conocimientos de la epilepsia, aspectos legales, y en habilidades comunicativas y sociales.
  • Nuestra psicóloga Pilar Arocas lleva a cabo la segunda fase que consta de una entrevista individual, en la que se pongan de manifiesto los motivos y habilidades personales, con la finalidad de que esta misma entrevista ayude al voluntario a decidir, si realmente está dispuesto y se considera capacitado una vez realizado el curso de realizar sus funciones de manera adecuada.

Dado que dichos programas (“Apoyo postdiagnóstico” y “Programa Respiro”) se van a realizar dentro del ámbito hospitalario, se contará con la presencia de profesionales sanitarios de la Unidad de Epilepsia del Hospital La Fe. El resto del temario será impartido por los profesionales de la asociación ALCE, que son Trinidad Ruiz, como responsable del programa y abogada , quien informará de los deberes y derechos de los voluntarios, Amparo Alamar, psicóloga educativa, que impartirá los contenidos correspondiente a la epilepsia en la infancia y la adolescencia, Pilar Arocas psicóloga clínica, que abordará los temas correspondientes a los aspectos psicológicos de la persona con epilepsia, así como las habilidades necesarias que debe poseer el voluntario para realizar correctamente su función.

Así mismo todo voluntario se compromete a realizar todos aquellos cursos de reciclaje que se consideren necesarios desde la asociación, dado que para poder prestar un buen servicio, hay que estar actualizado respecto a los avances que de la enfermedad se puedan producir, y sobre todo y fundamentalmente, como medio de prevenir el bournot (efecto quemado) que de su actividad se pudiera producir.

Una vez formado el voluntario y sabiendo de qué personas dipone la asociación, así como de los horarios a los que se compromete, se realizará la correspondiente tabla de horarios para que todos ellos puedan acceder.

Entre la documentación que deberán firmar están: Contrato de voluntariado y Acuerdo, compromiso y confidencialidad.

Con el apoyo de


[/toggle]

Esta web utiliza cookies. Si esto te parece bien, simplemente sigue navegando.Ver Protección de Datos